Las redes eléctricas que existen hoy en día tienen más de 50 años, su capacidad, velocidad e infraestructura no son apropiadas para los retos globales del presente y el futuro.

Se necesita una inversión aproximada de 13 trillones de dólares para infraestructura en el sector energético para los próximos 20 años. Esto dará como resultado una red de energía limpia que será eficiente y baja en CO2. Para poder lograr esta transición se van a necesitar desarrollar las redes inteligentes como un integrador de todas estas tecnologías.

¿Qué son las Smart Grids?

Es una red inteligente de energía digitalizada que entrega electricidad de forma óptima de la fuente que genera al consumidor. Esto se logra a través de la integración de la tecnología de la información, comunicación, automatización y la conectividad de los diversos componentes de la red eléctrica, lo cual permite reducir la producción cuando se necesita menos energía y aumentarla cuando se acercan los períodos pico. Es una solución especial para incrementar la rentabilidad de la planta solar en multisitios, como Centros Comerciales o parques industriales, por ejemplo.

¿Cómo funciona la Smart Grid?

Las Smart Grids incorporarán un sistema informático automatizado que responde a las fluctuaciones de la producción energética y a la demanda de la misma. Los circuitos que enlazan a las redes se comunican entre sí para monitorear su consumo y que sea visible en todo momento, no sólo a través de la factura de luz.

De este modo, las empresas tienen un mayor conocimiento del consumo energético y pueden tomar mejores decisiones para utilizar de forma responsable la electricidad.

Smart Grid

Los componentes principales que integran la red inteligente o SMART GRID son:

Smart Grid
  • Generadores de energía eléctrica
  • Subestaciones de energía eléctrica
  • Líneas de transmisión y distribución
  • Controladores y medidores inteligentes
  • Nodos colectores y centros de control de distribución y transmisión
  • Sistemas de generación renovable.

¿Qué beneficios tienen las Smart Grid?

  • Una transmisión más eficiente de la electricidad.
  • Tras una interrupción, el servicio se reestablece más rápido y de forma eficaz.
  • Reducción en los costos de operación, y en consecuencia, en los gastos del consumidor final.
  • Reducción en los picos de demanda, que también se traducirán en una bajada de los precios.
  • Integración a gran escala de sistemas de energías renovables.
  • Integración más eficiente de sistemas en los que el propietario sea el consumidor.
  • Mayor seguridad.

Algunos países han invertido en el desarrollo de estas redes inteligentes desde el 2010. China invirtió 7.3 billones, Estados Unidos 4.5 millones y en Europa y Australia no se quedan atrás.

Smart Grid

Las redes Smart Grid en México

Ya hemos mencionado el gran potencial que tiene México para implementar la energía solar en empresas y viviendas, pero ¿esto también se aplica para las Redes Inteligentes? Un componente clave de las redes Smart Grid son los medidores inteligentes o SM, por sus siglas en inglés, ya que a través de ellos se pueden hacer mediciones remotas, aplicar tarifas dinámicas y monitorear la calidad de la energía, así como el control de cargas.

Con el Programa Sectorial de Energía 2013-2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación, la CFE tenía la meta de instalar más de 2 millones de medidores inteligentes para el 2018, según cifras de la Secretaría de Energía, a finales de 2016 se tenían instalados 772 mil medidores con infraestructura de medición avanzada (AMI).

Por otro lado, un reporte realizado en 2019 por Clean Energy Ministerial reveló que el objetivo de México era instalar 4.7 millones de medidores inteligentes para 2021, pero este tipo de aparatos sólo representa el 10% de todos los instalados en el país, y la crisis provocada por el COVID-19 redujo los envíos globales de medidores inteligentes en un 25%.

Aunque el avance en la instalación de este tipo de medidores ha sido más lento de lo que se esperaba, muchas empresas optan por ellos debido a sus ventajas:

  • Una rápida identificación de problemas y averías.
  • Modificar la potencia contratada de forma remota sin que tenga que acudir un técnico.
  • Mayor seguridad para evitar manipulaciones
  • Monitorización continua y automática.
  • Dejar atrás las lecturas estimadas para dar paso a las lecturas reales.

Además, si deseas implementar energías limpias en tu operación aunado a una red inteligente, es necesario contar con un medidor SM.

El uso de fuentes renovables, como la fotovoltaica, en conjunto con las Smat Grid, podría potenciar aún más el abastecimiento energético del país, y para las empresas que integran ambas en su operación, representa obtener energía de mejor calidad de forma sustentable.

La implementación de Smart Grid trae beneficios económicos, sociales y ambientales con grandes cantidades de energía renovable que mejora el funcionamiento de los sistemas eléctricos y el potencial de soluciones es enorme; mejoras en el transporte, ciberseguridad, mejores telecomunicaciones y una red de energía limpia que va a contaminar menos.

El futuro está cada vez más cerca y la transformación ya está en camino, tenemos que estar preparados e informados para que la transición sea más veloz.

¿Quieres saber más sobre las Smart Grid y la energía solar para empresas? En RER Energy podemos asesorarte.

¡Realiza tu cotización!

Smart Grid

Con energía solar

Logramos reducir los costos
de operación de la granja a un 50%