El objetivo de la Operación y Mantenimiento (O&M) de los sistemas fotovoltaico es maximizar la capacidad productiva de la planta, ya que de esta dependerá la generación de ahorros y la rentabilidad del proyecto.

Para conseguir que el sistema funcione adecuadamente, es fundamental tener un enfoque preventivo y no solo reactivo, de este modo el mantenimiento constante del sistema creará espacios para reaccionar a sucesos que no se pueden controlar; por ejemplo, a daños ocasionados por inclemencias climáticas.

Para establecer un enfoque de prevención, hay tres preguntas que puedes plantearte y que te ayudarán a elegir la mejor opción de O&M:

  • ¿Quién va a realizar la O&M? Lo ideal es que lo realice la empresa que construyó el sistema fotovoltaico, ya que lo conoce a la perfección. En caso de no ser así, deberá ser una empresa especializada en O&M.
  • ¿Qué herramientas de apoyo utilizaremos? Se recomienda tener un sistema de monitoreo lo más robusto posible para detectar las fallas al momento.
  • ¿De qué manera estará presente el personal en la instalación? Esto de acuerdo con el calendario de O&M y las incidencias que ocurran.

Estas preguntas son en función del tamaño que tenga la planta.

Beneficios del mantenimiento a los sistemas fotovoltaicos

La vida útil de los sistemas fotovoltaicos puede extenderse hasta los 25 años; sin embargo, están expuesto a condiciones ambientales adversas como el granizo, las tormentas, la radiación UV, la contaminación, entre otros, que con el paso del tiempo pueden afectar su rendimiento.

Aunque los sistemas de calidad deben cumplir ciertos estándares de calidad y pasar varias pruebas de resistencia, las fallas pueden suceder. A través del mantenimiento preventivo dichas fallas pueden ser reparadas a bajo costo y evitar que se afecte el rendimiento de los paneles o que no se logren los ahorros esperados en la factura eléctrica.

Las ventajas de implementar un Plan de O&M son:

  • Mejorar el rendimiento del sistema, aumentando la cantidad de energía entregada durante su operación.
  • Maximizar la operación, su disponibilidad de la planta y la energía entregada.
  • Aumentar la vida útil de la planta fotovoltaica.
  • Minimizar los costos de operación y mantenimiento del sistema fotovoltaico.

Acciones preventivas en la operación

Aunque un sistema fotovoltaico funciona automáticamente, el mantenimiento constante es indispensable y necesario, ya que, sin un programa de mantenimiento regular y adecuado al sitio, no se puede garantizar la funcionalidad, seguridad y confiabilidad de los sistemas.

Por ello, la operación de la planta fotovoltaica debe tomar en cuenta el mantenimiento preventivo y tener un plan donde defina las acciones a realizar y su periodicidad, así como un registro de cada componente que se ha sometido a dicho mantenimiento.

Elección del modelo de contrato

Una vez que hayas elegido una opción de O&M, el siguiente paso es evaluar el contrato con respecto a los tipos de mantenimiento (predictivo, preventivo, y correctivo), la supervisión del sistema fotovoltaico, los informes que se entregarán y las propuestas de mejora en la operación.

Operación y Mantenimiento

Dentro del seguimiento técnico, se deben de realizar seguimientos en términos de:

O&M predictivo

  • Ejecución de procedimientos.
  • Planificación en función del alcance anual.
  • Análisis de rendimiento (módulos y resto de equipos).
  • Estudios termográficos.
  • Pruebas de calidad energética.

O&M preventivo

  • Actividades enfocadas a minimizar pérdidas de energía y costos extra por incidencias.
  • Limpieza de equipos y módulos.
  • Sustitución periódica de equipos (filtros, ventiladores, protecciones …)

O&M correctivo

  • Reparaciones minimizando pérdida de producción por avería.
  • Minimizar consecuencias, como daños en otros equipos.
  • El costo del O&M correctivo siempre es más elevado, es conveniente la búsqueda de alternativas mediante la extensión de garantías en equipos principales.

Por otro lado, también se deben tomar en cuenta los servicios y suministros que, aunque no están relacionados directamente con la producción, son imprescindibles para la operación del parque fotovoltaico:

  • Vigilancia.
  • Comunicaciones.
  • Consumos eléctricos.
  • Seguros.
  • Suministros varios.

Es recomendable que la empresa y el proveedor de O&M tengan reuniones periódicas para darle seguimiento al contrato y verifiquen el diagnóstico del mantenimiento.

Es importante recordar que la operación y el mantenimiento de un sistema fotovoltaico, no solo servirá para que dure entre 20 y 30 años, este te permitirá que tus costos sean menores, la producción de tu planta aumente y, por ende, tus ahorros se maximicen, haciendo tu proyecto más rentable.

En RER Energy somos especialistas en Operación y Mantenimiento, podemos ayudarte con un plan personalizado de acuerdo con las necesidades de tu empresa.

¡Realiza tu cotización!