Litio Mexicano.

Mucho se ha hablado del litio en México, tras el descubrimiento del yacimiento más grande del mundo de este mineral, en Bacadéhuachi, Sonora, que tiene reservas por 243.8 millones de toneladas del metal, conocido como “el petróleo del futuro”.

Por su versatilidad y propiedades, el litio se ha incorporado como un elemento indispensable para dar vida a diversas energías renovables, en especial, la fotovoltaica— las baterías de ion de litio se convertirán en el corazón del mundo eléctrico, pues darán impulso a empresas con energía limpia.

A partir de la siguiente década, las baterías de ion de litio se convertirán en el corazón del mundo fotovoltaico.

México es el único país del mundo que tiene, en abundancia, los tres elementos necesarios para emprender con éxito la actual transición energética: el litio, la mejor irradiación solar del planeta y la fuerza de nuestra industria electrónica. Sólo nos hace falta la voluntad y visión política que permita a los tres niveles de gobierno, a industrias, empresas y hogares, convertir a México en una potencia solar.