Aunque los sistemas fotovoltaicos para empresas tienen un gran impacto para el ahorro energético y económico, un sector donde la energía solar en México está teniendo gran aceptación es en los hogares y pequeños comercios, lo cual presenta una gran oportunidad de inversión.

Los proyectos de energía solar de generación distribuida han presentado un crecimiento acelerado en el país y en el mundo, estos son aquellos donde las instalaciones fotovoltaicas se realizan en los techos de las viviendas y negocios.

En informe “Realizing the Potential of Customer-Sited Solar”realizado por BloombergNEF (BNEF), dio a conocer el caso de muchos países donde los hogares y las empresas están viendo los beneficios de generar su propia energía limpia.

En Australia el período de recuperación para los hogares que invierten en energía solar ha sido muy positivo, ya que ha tomado menos de 10 años, por lo que la adopción de los sistemas fotovoltaicos en las casa ha aumentado, y en el 2020 se registraron más de 2,5 GW de energía solar residencial.

Otro caso que destaca la investigación es el de Francia, donde los incentivos fiscales otorgados por el gobierno lograron que la energía solar residencial obtuviera tasas de rendimiento de 18,5% (una recuperación de la inversión en cinco años), y las instalaciones comerciales alcanzaron una TIR del 10,4% (una recuperación de la inversión en nueve años).

Gracias al gran potencial solar de México, la instalación de paneles solares en los hogares y empresas es sumamente rentable. Un ejercicio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) descubrió que si el gobierno usara el dinero con el que subsidia los recibos de luz del sector doméstico para instalar paneles solares en los hogares, los beneficios serían para la sociedad y el propio gobierno.

La prueba piloto realizada por IMCO analizó tres tipos de consumidores domésticos en Mexicali, la ciudad con los subsidios residenciales más altos de México.

  1. Consumo alto. Su consumo mensual rebasa el límite de 2 mil 500 kWh.
  2. Consumo medio. Utiliza 600 kWh mensuales en verano y 140 en invierno.
  3. Consumo bajo. Utiliza 85 kWh mensuales en verano y 25 en invierno.

Para determinar la rentabilida se tomaron en cuenta el Valor Actual Neto (VAN), que es la diferencia entre el pago que realizaría el usuario en sus futuros recibos de electricidad y el costo de la instalación fotovoltaica, y la Tasa Interna de Retorno (TIR), el porcentaje de posible ganancia que representa la totalidad del proyecto.

>> ¿Cómo calcular la rentabilidad de los sistemas fotovoltaicos? <<

Los resultados son positivos para los tres tipos de consumidores:

Con los usuarios de consumo bajo se ahorraría $1,110 pesos por cada hogar, en los de consumo medio $2 mil pesos y con los de consumo alto se tendría un ahorro anual de más de $100 mil pesos.

Por otro lado, la energía solar térmica (uso de la energía solar para calentar el agua) ha crecido en el sector doméstico. El mercado de calentadores solares en México es uno de los más grandes del mundo, somos el país número 9 en instalación anual y alrededor de 2 millones de viviendas tiene uno.

La demanda para la instalación de los paneles fotovoltaicos y calentadores solares de agua en viviendas y pequeñas empresas va en aumento, y representa una gran oportunidad para toda la sociedad.

En RER Energy contamos con más de 50 años en el mercado asesorando a empresas y Pymes con las mejore opciones para un uso energético más eficiente.

¡Realiza tu cotización!