Para tener una mejor y más amplia recuperación económica tras la crisis mundial derivada de la pandemia del COVID-19, es necesario impulsar el desarrollo de las fuentes de energía renovables, ya que ayudan a las empresas, los gobiernos y a la población en general.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, para mitigar los efectos de la crisis la energía para los hogares y los centros de salud es crítica. En las regiones donde la red eléctrica es poco confiable o incluso inexistente, las energías limpias proporcionan soluciones que se pueden implementar rápidamente.

Incluso la Agencia Internacional de Energía (IEA) ha dicho que las inversiones de energías renovables serán indispensables para la recuperación, pero que solo llegarán a países en los que se tengan bajas tasas de interés, costos bajos de instalación y marcos regulatorios que garanticen la certeza jurídica y la recuperación de las inversiones.

En este sentido, México es uno de los países con mayor capacidad de generación renovable y, actualmente, tiene el potencial para convertirse en la séptima potencia de energía solar a nivel mundial al encontrarse dentro de la franja solar.

>> México entre los países con incremento en su capacidad de energía solar <<

Sin embargo, todavía falta un gran camino por recorrer, ya que de acuerdo con el Índice de Competitividad Internacional (ICI) 2021 realizado por el Instituto Mexicano de Competitividad (IMCO), nuestro país muestra una brecha en el tema energético respecto a otras naciones, a pesar del compromiso de México en el Acuerdo de París para que en 2024 genere el 35% de su energía con fuentes limpias, el porcentaje es apenas de 21%.

Además, las energías renovables son un motor para la creación de empleo: 11 millones de personas en todo el mundo estaban empleadas en el sector de las energías renovables en 2018 y la Agencia Internacional de Energía Renovable estima que este número podría aumentar a 42 millones de empleos en todo el mundo para 2050.

Por último, la energía solar para empresas puede ayudarlas en su recuperación económica gracias a que reduce los costos eléctricos hasta en un 50% y porque son sumamente rentables. De acuerdo con Daniel García, presidente de la asociación Fabricantes Mexicanos de las Energías Renovables (Famerac), en particular la energía solar es clave para sobrellevar la crisis originada por el COVID-19 debido a que “se ha vuelto una de las campeonas a nivel mundial en los costos de generación tanto eléctrica como para producción de otro tipo de soluciones como la solar térmica”.

Si estás en busca de alternativas para recuperar la solvencia de tu empresa e impulsarla en el futuro, en RER Energy podemos asesorarte sobre cuál es la mejor solución solar para tu compañía.

¡Realiza tu cotización!