En materia energética, México se ha fijado la meta de que, para 2050 al menos 50% de la electricidad que produzca provenga de fuentes renovables. El gobierno mexicano sabe que para lograr este objetivo las empresas tienen un papel fundamental.

Por ello, en nuestro país se otorgan diversos incentivos fiscales a las compañías que integran las energías limpias dentro de su operación. A continuación, te mencionaremos algunos de ellos.

Deducción de impuestos

De acuerdo con el Artículo 34 Fracción XIII de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), las empresas pueden obtener una deducción de impuestos al 100% en la compra de maquinaria y equipo utilizado en la generación de fuentes renovables o cogeneración de electricidad eficiente.

Cabe mencionar que esta deducción sólo aplica si la maquinaria y el equipo se encuentran en operación o funcionamiento durante un periodo mínimo de 5 años inmediatos siguientes al ejercicio en el que se efectúe la deducción, salvo en los casos a que se refiere el Artículo 37 de esta Ley.

Distribución de dividendos

Mediante la cuenta de utilidades por inversiones en energías renovables (CUFIN VERDE), las empresas que hayan recibido el beneficio fiscal mencionado anteriormente, es decir, que optaron por deducir al 100% sus inversiones en energía limpia, podrán distribuir dividendos a través de CUFIN, eliminando los efectos en el resultado fiscal del ISR  de la deducción antes mencionada, e incorporando la depreciación en línea recta.

Esta distribución de dividendos se aplicará durante la vida útil del bien y hasta el ejercicio fiscal en que se determine la utilidad fiscal, adicionalmente, se lleva un registro acumulado de dividendos y se disminuirá del saldo de la UFIN hasta agotarlo.

Estímulo a la investigación y desarrollo

De acuerdo con el Artículo 202 de la LISR, la investigación y desarrollo de tecnología renovable también se puede beneficiar de los estímulos fiscales, en este caso, se aplica un crédito fiscal equivalente al 30% de los gastos e inversiones realizados en el ejercicio en investigación o desarrollo de tecnología, contra el impuesto sobre la renta causado en el ejercicio en que se determine dicho crédito.

Reducción de Predial e ISN

En la Ciudad de México, el Artículo 279  del Código Fiscal de la Federación (CFF) establece que las empresas que acrediten que iniciaron operaciones en los sectores de alta tecnología, por ejemplo en el de las energías renovables, tendrán derecho a una reducción equivalente al 55% respecto del Impuesto sobre Nóminas (ISN), del 30% por concepto del Impuesto Predial y del 80% tratándose del Impuesto sobre Adquisición de inmuebles.

Prioridad para recibir estímulos fiscales

Además de los incentivos que ya hemos mencionado, gracias a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, se consideran prioritarias, para efectos del otorgamiento de los estímulos fiscales los procesos, productos y servicios relacionadas con la preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección al ambiente, de acuerdo con lo establecido el el Artículo 22 Bis. de dicha Ley.

Gracias a estos incentivos fiscales, invertir en energía solar para empresas, además de tener un impacto positivo en el ambiente y generar ahorros en los recibos de luz, también puede disminuir la carga fiscal de tu compañía.

En RER Energy nuestros clientes han obtenido este y otros beneficios al implementar la energía solar dentro de su operación. Ponte en contacto con nosotros y conoce nuestros servicios.

¡Realiza tu cotización!