Las baterías para paneles solares son un componente clave en cualquier sistema fotovoltaico para empresas, ya que son capaces de almacenar la energía para que pueda utlizarse cuando los paneles solares estén inactivos; por ejemplo, durante la noche o cuando no trabajen a su máxima capacidad (en días nublados).

Pero no solo eso, algo de lo que también son capaces las baterias solares y que muchos desconocen, es que se encargan de suministrar una intensidad de corriente superior a la que recibe el panel solar, de este modo optimiza su rendimiento.

¿Cómo funciona una batería para paneles solares?

Las baterías solares están compuestas de celdas electroquímicas que se encargan de transformar la energía química almacenada en electricidad. Cada una de estas celdas consta de un electrodo positivo, un electrodo negativo y electrolitos, estos tres componentes hacen que la corriente fluya fuera de la batería para llevar a cabo su función.

El funcionamiento de una batería para paneles solares consta de dos pasos:

  1. Primero los paneles reciben la radiación solar durante el día y la transforman en electricidad para suministrarla a la instalación fotovoltaica.
  2. La energía sobrante se almacena en la batería o baterías conectadas al sistema fotovoltaico para poder utilizarla en los días que no haya sol o durante la noche.

La capacidad de una batería solar para acumular energía depende de:

  • La velocidad de descarga.
  • Tipo de uso.
  • Consumo diario.
  • Potencia máxima de la instalación.

Tipos de baterías para paneles solares

Baterías monoblock

Se utilizan en instalaciones de autoconsumo de baja y media potencia, por ello, son ideales para la iluminación o aparatos electrónicos que no requieren un gran consumo eléctrico. En términos de ciclos de descarga profunda, tienen una duración menor; sin embargo, si se les da el adecuado mantenimiento y se respetan las indicaciones del fabricante, podrían funcionar de 4 a 10 años.

Baterías estacionarias

Su uso se indica en instalaciones fotovoltaicas de medio o alto consumo, por lo tanto, son perfectamente capaces de cubrir las necesidades energéticas de la maquinaria. Tienen una duración mayor a las monoblock, su vida útil puede llegar hasta los 20 años, y debido a esto su costo suele ser más elevado.

Baterías de litio

Este tipo de baterías son de las más demandadas actualmente gracias a que requieren un menor mantenimiento y tienen mayor durabilidad, incluso son consideradas como la mejor opción en el mercado para las empresas debido a que pueden utilizarse a mayor profundidad de descarga y disponer de mayor cantidad de ciclos de descarga.

Estas tres baterías para paneles solares son capaces de ser cargadas y descargadas repetidamente sin sufrir ningún daño en su funcionamiento, por eso se les denomina baterías de ciclo profundo, y gracias a esta función, su vida útil es superior al resto de baterías convencionales; por ejemplo, a las de los automóviles.

En RER Energy te ayudaremos a saber qué tipo de batería es la más conveniente de acuerdo con tu instalación fotovoltaica y las necesidades de tu empresa.

¡Realiza tu cotización!